Dogo guatemalteco: raza canina en proceso de registro

Publicado en por B.A.I.




Inteligente, gran compañero y excelente guardián, así es el Dogo Guatemalteco, un can cuya raza está en proceso de ser reconocida a nivel mundial como la primera raza nativa de Guatemala y Centro América.

Obtener ese reconocimiento que otorga la Federación Cinológica Internacional (FCI, organismo que se encarga de fomentar la canofilia) será un gran logro para el país, porque mostrará que se cuenta con altos niveles en cuanto a crianza de perros con pedigrí, y sobre todo, dará cuenta de una raza única en esta región.

“No todos los países ni cualquiera de ellos tienen un perro autóctono”, refiere Vivian de Villalobos, gerente de la Asociación Canófila Guatemalteca.

Larga historia

El Dogo Guatemalteco es producto de los cruces al azar entre las razas Bull Terrier Inglés, Dálmata y Boxer. Los registros de su existencia datan de 1890: la imagen de un Dogo Guatemalteco aparece en una colección de 12 fotos de la época, propiedad de Arturo Galluser.

También se sabe que la familia Gerardi, en 1910, tenía algunos ejemplares de estos canes, pero se desconoce la descendencia de los mismos.

No obstante, con el transcurrir del tiempo se descuidó la protección de los rasgos distintivos de la raza lo cual incidió en el nacimiento de perros con marcada diferencia en peso, tamaño, forma, etc.

Por tal razón, en los años 90, la Asociación Canófila Guatemalteca le solicitó al médico veterinario y zootecnista, Arturo Chávez estudiar la raza para fijar su estándar, aprobación y reconocimiento internacional a través de la FCI.

“Efectuar esta tarea ha sido un reto pero también una gran satisfacción, porque es mi hobbie”, señala sonriente Chávez, quien ama a los perros y ahora ve los frutos de su trabajo.

Ardua labor

“Rescatar la raza” significó para Chávez reclutar personas y perros. Él puso anuncios en los diarios del país para citar a los propietarios de Bull Terriers Guatemaltecos, como antes se llamaba a los Dogos, debido a su relación con el Bull Terrier Inglés.

Las personas que acudían a las reuniones llevaban a sus perros. Allí, Chávez se percató de que los canes diferían mucho en sus características fenotípicas. Lo único que tenían igual era un temperamento súper agresivo, porque la mayoría de dueños acostumbraban mantenerlos encadenados o encerrados: los usaban para vigilar propiedades.

De hecho, estos animales, según la clasificación mundial de razas caninas, pertenecen al grupo de guardia y protección. Son valientes y defienden a su propietario y a la familia de éste. Pero el temperamento de los primeros perros que Chávez encontró superaba las expectativas.

Chávez y su equipo de colaboradores continuaron en la búsqueda de más ejemplares. Debían encontrar los que tuvieran las mejores características fenotípicas para reproducirlos. Así que en cuanto alguien les decía que habían visto un Dogo, acudían al lugar.

Cuando detectaban un animal con los requisitos físicos adecuados, se hablaba con el dueño para que aceptarla venderlo o que participara en el proceso tanto de cruzar a los perros como de transformar su temperamento.

Para lograr este último propósito, Chávez sedaba a los animales, les colocaba un bozal, los ataba de las patas y procedía a medirlos (zoometría); previo a que despertaran por completo, le cepillaba el cuerpo. Esta práctica la enseñó a los propietarios de los perros para que gradualmente los animales aprendieran a relacionarse mejor con los humanos y al recibir afecto cambiaran su característica agresiva por una más dócil.

Gracias a que Chávez, durante su trabajo de “rescatar la raza”, les recordó a las personas que deben brindar amor a sus mascotas, ahora el Dogo Guatemalteco es un perro tranquilo, obediente y cariñoso, que acepta el afecto de sus cuidadores.

Estas nuevas características de temperamento además de las corporales, ya están fijadas en las recientes generaciones.

Valentía a toda prueba

Los Dogos Guatemaltecos son imponentes, infunden respeto y se mantienen alertas.

Por eso, contrariamente a la prueba de valentía que se les hace a la mayoría de perros, a ellos se les practica la de docilidad, es decir, qué tan bien se relacionan con las personas y con otros canes.

En este último aspecto es importante el cambio de actitud de los propietarios de las mascotas. “Es responsabilidad del amo educar bien a su perro y no tornarlo agresivo”, señala el profesional.

Luis Fernando Solis un criador de Dogos Guatemaltecos refiere que con disciplina y cariño estos animales responden de la misma manera. No están diseñados para pelear y es importante evitar encadenarlos o amarrarlos.

Un gran reto

Hace falta el apoyo gubernamental para que el Dogo Guatemalteco pueda ser exhibido y dado a conocer a nivel internacional. Esto ayudará a que lo diferencien del Dogo Argentino, que pertenece al grupo de perros de caza. Quienes deseen contribuir para que el mejor ejemplar participe en la competencia mundial que la FCI efectuará en octubre en Bratislava, pueden comunicarse a la Asociación Canófila Guatemalteca. Tel. 2368-2091.

Fuente

www.prensalibre.com.gt

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Hector Natale Irias Caporale 11/16/2010 02:48


yo tengo una dogo guatemalteco y me gustaria cruzarla y tener mas informacion de la raza. me gustan mucho los dogos guatemaltecos pero fue buscando un dogo argentino que encontre el dogo guatemalte
y desde ahi me gustaron mucho!