Lombrices para su jardín

Publicado en por B.A.I.



El proceso para producir el abono orgánico es bastante sencillo. Las lombrices rojas, que se importan desde California, se colocan en una especie de pila para que se reproduzcan entre sí mientras se alimentan de materia orgánica como estiércol de caballo o vaca, y cáscara de banano, y lo que van defecando se convierte en el abono. Claro, además se necesita ir regando el área cada semana o cada 15 días, pues los animales requieren de esa humedad. “Todo el proceso dura alrededor de seis meses, dependiendo de la cantidad de fertilizante que se quiere producir. La lombriz se va comiendo la materia orgánica de abajo para arriba, y las capas de desechos que van quedando atrás ya son abono, el cual se va recolectando”, comenta Elena Lainfiesta, Gerente Administrativa de Fertilumuss.

El abono se puede aplicar en grama, árboles frutales, hortalizas, plantaciones de café orgánico, plantaciones de flores y jardines en general. Este se vende en dos presentaciones: Humus, que es como echar tierra en las diferentes áreas, o Foliar, que se administra a través de una bomba de fumigación. “El fertilizante resulta ideal para lugares en donde hay muchos niños, como los colegios o guarderías, pues este en ningún momento pone en riesgo la salud en casa de ingesta, lo mismo para donde hay animales. También vale la pena usarlo para hortalizas o árboles frutales, evitando que cualquier tipo de químico entre en contacto con los alimentos”, agrega Lainfiesta.

Aunque los resultados de la aplicación de este tipo de abono suelen tardar un poco más en notarse que los de un fertilizante químico, los  beneficios a largo plazo son mucho más notables y valen la espera. Así, por ejemplo, como su pH es neutro, no erosiona la tierra del lugar, el producto se mantiene durante más tiempo sobre la planta y proporcionándole beneficios y aporta microbacterias que colaboran en el desarrollo de las siembras. “A la vez ayuda a regenerar la tierra y nunca se corre el riesgo de aplicar una sobredosis a las plantas, el abono no puede hacerles daño, sino todo lo contrario, alarga la vida de las siembras”, dice Lainfiesta. El abono orgánico, aunque no las elimina, contribuye al control de plagas dentro de las plantaciones.

Fertilumuss está disponible por arroba (entre Q40 y Q45) en Viveros como Floriverde, Floriade y Entre Pinos. Para más información visite www.fertilumuss.com, llame al 6634-1663, o escriba a fertilumuss@gmail.com. La empresa hace entregas a domicilio cuando se trata de 5 o más quintales de fertilizante  (cada uno cuesta aproximadamente Q120). 

Fuente

www.elperiodico.com.gt 
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post